lunes, 2 de febrero de 2009

Ahorradores de gasolina que si funcionan

Tan popular se ha vuelto el mercado de los ahorradores de gasolina, esos aparatos milagrosos que prometen un ahorro de 20% con solo ponerlos cerca del motor, que tuvo que llegar Popular Mechanics a hacer sus propios estudios para ver cuáles realmente funcionaban.

Y es que este año, gracias a los precios estratosféricos del combustible, los ahorradores se han vuelto una industria millonaria. Imanes, válvulas de aire, accesorios para el filtro, inyectores de hidrógeno, químicos para el tanque... todos prometen lo mismo: instálelo en segundos, por una módica suma, y volverán los días cuando pagaba su factura en la bomba con las monedas que andaba en la guantera.

Los resultados del estudio de Popular Mechanics? Pues, básicamente que todos los ahorradores son basura. Muchos son conceptos que funcionan muy bien en laboratorio, pero en un motor real no hacen la mas mínima diferencia. Y otros simplemente son cuentos para ver cuántos ingenuos dan su dinero.

Popular Mechanics si encontró dos dispositivos que funcionan para ahorrar combustible. Desafortunadamente ninguno de ellos tiene que ver con campos magnéticos mágicos o echar agua en el tanque.

De hecho los dos se basan en el bien conocido principio de manejar como la gente. Acelerar lentamente, mantener las revoluciones en el punto óptimo y usar el freno al mínimo. Los dispositivos no hacen nada especial al motor, pero si permiten monitorear mas de cerca su funcionamiento para poder rendir al máximo el combustible.

  1. Medidores de vacío. El vacío que se forma en un motor se relaciona directamente con la eficiencia de uso del combustible. El medidor de vacío es simplemente una aguja que se instala en la toma del motor y mide qué tan buen vacío se está logrando. El resto es simplemente manejar para que la aguja se mantenga en el vacío mas alto.
  2. Lectores de computadora. La mayor parte de los vehículos vienen con una computadora, que controla la inyección de combustible y vigila el funcionamiento del motor. Esta computadora tiene un puerto oculto cerca de la manivela, que usan los mecánicos para diagnosticar problemas del motor. Pero el puerto también puede usarse para monitorear el funcionamiento del motor mientras se maneja, lo cual es tan fácil como conseguir un lector de códigos (cuesta alrededor de $150) y conectárselo. El resto, igual que en la aguja de vacío, es mantener los parámetros en el rango óptimo mientras se maneja.
Con los ahorradores, siempre se mantiene el viejo principio de que no se puede sacar algo de nada. La mayor parte de los carros ya están optimizados para dar el mejor rendimiento con los componentes que trae el motor. Agregar un iman mágico no va a hacer una gran diferencia, y mas bien puede afectar negativamente el rendimiento.

Lo que si puede mejorarse, es la forma de manejar del conductor. Y es ahí donde están los verdaderos ahorros de gasolina.


1 comentario:

Fantasma dijo...

Muy interesante, y pensar que mucha gente a comprado todas esas cosas.